Principal

Portal TNU

Siria, de la paz a la guerra

Entre 320.000 y 450.000 muertos. Un tercio de las casas, destruidas. Cinco millones escaparon del país.

Fecha: 07/09/2017 | Categoría: Internacional

Antes de la guerra civil, que comenzó en 2011, Siria contaba con una población total de 21.393.000 personas, de las cuales 10.650.128 eran hombres y 10.420.789 mujeres.  

Se trataba de un país con una población joven, al igual que la mayoría de los países árabes: el 36% era menor de 15 años y el 50% estaba por debajo de los 25 años.

Además, contaba con un PBI nominal de 64.7 mil millones de dólares (2011). Sus principales industrias eran el petróleo, textiles, bebidas, tabaco, fosfato, minería, cemento y montaje de automóviles, y su sector más demandado el terciario, al cual se dedicaba el 55,7% de la población.

En el comercio, Siria exportaba principalmente petróleo, minerales, algodón, frutas, animales vivos, legumbres y trigo. Su principal socio era Irak, seguido del Líbano y Alemania. 

El país tenía una tasa de desempleo de aproximadamente 15%, y el 12% de la población estaba por debajo del umbral de la pobreza. La inflación llegaba a 1,5% y la deuda externa se cifraba en 21.400 millones de dólares.

A su vez, Siria no presentaba conflictos internos, pero sí una ubicación geopolítica atractiva y riquezas, todo lo cual despertó el interés de potencias mundiales. En ese contexto, la Primavera Árabe desató una serie de conflictos que llevaron a la actual guerra civil.

Ahora, luego de seis años de guerra, las cifras son desgarradoras. 

Entre 320.000 y 450.000 personas murieron y cerca de dos millones resultaron heridas. El 50% de las infraestructuras del país fueron destruidas y al menos cinco millones de sirios se vieron obligados a huir, mientras que entre seis y ocho millones de ciudadanos abandonaron sus hogares y se desplazaron a otras zonas de Siria. 

En diciembre de 2014 se constató que un tercio de todas las viviendas estaban destruidas. 


Copyright © 2017 | Televisión Nacional Uruguay – TNU | Todos los derechos reservados